A puro chisme en Bariloche

En la ciudad del chocolate y la nieve hubo peulá. Se trabajaron temas morales como rumores, chismes y redes sociales. A pesar del frío, en Beiajad Basheleg hubo actividades y buena onda!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El viernes 22 de mayo tuvimos una excelente peulá sobre Lashón Hará (el chisme y la mala lengua) en el merkaz Iajad! Como no caía una fecha especial para conmemorar, los madrijim decidimos trabajar sobre un tema polémico que involucra a todas las personas y que existió siempre. En general los madrijim planificamos el mismo tema para los tres grupos del merkaz, pero lamentablemente el viernes pasado la mayoría de los janijim más chiquitos nos avisaron que no iban a poder ir a peulá, así que fue un día sin los chicos de Guiborim. Se repartieron sus madrijim para los otros grupos y se dieron peulot muy enriquecedoras!

En Meshugaim, el grupo del medio, se encaró el tema haciendo juegos teatrales basados en historias que los chicos tenían que inventar, para después ir cambiándolas, con el objetivo de representar cómo en toda la historia de la humanidad las personas exageran o inventan información de acuerdo a lo que les conviene, o a veces sólo para lastimar a otro sin ninguna causa. Para seguir se hizo un juego de roles donde se les planteaban situaciones y ellos tenían que dramatizarlas de acuerdo al rol de cada uno. Después se les leyó un cuento de origen griego que tiene que ver con el chisme y el rumor, dejando una enseñanza muy linda sobre la importancia de decir la verdad y no tergiversar los hechos. El cuento funcionó como disparador para hacer el sikum, donde los chicos contaron experiencias propias y compartieron sus opiniones al respecto.

En el grupo más grande (Bli Shem), la peulá se dividió en tres partes. La primera tenía que ver con el rumor propiamente dicho, es decir, de boca en boca. Se planteó a modo de introducción y de rompehielos, ya que se hicieron juegos relacionados con lo objetivo y lo subjetivo, y con hablarse entre sí al oído para simbolizar los chismes en la vida real. La segunda parte se trató sobre los rumores en las redes sociales y la distorsión de algunos datos virtuales por puro entretenimiento. Se mostró un perfil de Facebook ficticio, donde aparecían tres estados también ficticios, y en base a ellos los chicos tuvieron que inventar una historia. Luego, para la tercera parte, convirtieron esa historia en una noticia, de acuerdo a diferentes consignas que se les dieron, por ejemplo: la redacción tenía que ser simple, tenía que aparecer un hecho irrelevante, uno trágico, una posible solución que no dio resultado, entre otras. Cuando terminaron, se intercambiaron las noticias y tuvieron que leer la noticia del compañero pero exagerando toda la información, lo que hizo que se diviertan mucho y se conozcan un poco más. Para cerrar la actividad, se hizo un sikum en el que se hizo mucho énfasis en la tercera parte de la peulá, que como es evidente hacía referencia a la manipulación de medios y a los métodos de distorsión y desinformación masiva. Se derivó el debate en el conflicto Palestina-Israel, y en cómo los medios suprimen datos reales o inventan datos falsos de acuerdo a sus posturas políticas y geográficas con respecto al conflicto.

Al finalizar las peulot, merendamos todos juntos como todos los viernes, y luego llegaron los padres de los chicos para compartir el Kabalat Shabat en comunidad.

Por Maia Kitaigorodzki

Deja un comentario